Letter from an Unknown Woman

lfauw-front

Ophüls sabe trabajar dentro del sistema y salir ganando. Letter from an Unknown Woman es un triunfo por la sensibilidad que el director le aporta. Hay una humanidad y entendimiento en sus personajes con la que es fácil identificarse, los aleja de los grandes rasgos comunes en las películas del genero y la época. Es un trabajo minucioso encerrado en reflejos y proyecciones.

Los personajes realmente nunca se ven a los ojos, ella ve la ilusión que tienen de él, él ve el fantasma de la carta que ella le deja. Cada uno construyendo sus historias en base a cosas que no existen. Y hay una tragedia terrible en sus repeticiones. Ese momento, por ejemplo, en que Lisa va al departamento de Stefan después de su cita, refleja al momento en que Lisa ve a Stefan entrar a su departamento con una de sus conquistas. Mismo emplazamiento, mismo movimiento de cámara. Se siente como un momento de victoria para ella, pero un poco de distancia revela que era lo cotidiano en la realidad de él. También están los dos momentos de Lisa despidiéndose en la estación mientras la persona en el tren le grita que sólo serán dos semanas separados. La primera vez la voz off menciona que él sin darse cuenta se esta alejando de su vida, la segunda vez queda entendido sin que tenga que mencionarlo. Ophüls constantemente evoca a momentos pasados, como una historia circular o un circulo en el que los personajes decidieron encerrarse. No se puede confiar en sus narraciones, ambos están hechos pedacitos y prefieren omitir sus tragedias.

Ophüls también sabe que en ocasiones la artificialidad de la fantasía es lo mejor que le puede suceder a las personas. El momento en el tren es simplemente mágico, el hecho de que se encuentren en un simulador con un paisaje falso en la ventana no tiene nada que ver con el sentimiento del momento. Vemos incluso al operador del simulador cambiando los paisajes, la artificialidad es parte del encanto. Letter from an Unknown Woman es al final, un romance de una persona con lo inalcanzable. Stefan y Lisa siempre estarán en el invierno esperando la primavera, como ellos mismos lo mencionan, Ophüls los ama por eso. Yo también.

Publicado por

Luis Enrique Rayas

Cree fielmente en que JL Godard y D Ziggler pertenecen al mismo mundo, y eso lo hace un lugar mejor.