Algunas notas sobre Citizenfour

cf-front

Mmmm, me interesa hablar de la estructura de Citizenfour, que es lo que, me parece, convierte este documental en un excelente thriller paranoide. No hay spoilers, técnicamente, pero mi descripción en texto puede arruinar la experiencia de la película. Lease bajo su propio riesgo:

Laura Poitras crea paranoia en Citizenfour. No de manera sensacionalista, me refiero a ese tipo de tensión tan presente que te hace cuestionar la amenaza de cada elemento que parezca estar fuera de lugar e incluso algunos que pueden parecer lógicos. El sonido del teléfono o, aun peor, el de una alarma, se sienten como amenazas de las que los personajes se deben proteger. Para esto es muy importante el diseño sonoro. Nótese el sonido circular en el fondo durante toda la primer secuencia, su efecto es un estado de trance.

También es vital la estructura con la que Poitras presenta el flujo de la información. En especial porque la información nueva en Citizenfour es de mínima a inexistente, todo es acerca de la narrativa. Poitras divide su información en segmentos y le da un aspecto visual a cada uno de los segmentos:

prologo. Poitras inicia con el primer correo que recibió de Snowden. El correo aparece en texto en pantalla y es leído por Poitras. La información viene de una fuente que es interpretada por otra, como el correo que llega encriptado y se presenta descifrado en pantalla. Crea una sensación de información exclusiva y peligrosa. Empieza la paranoia.

el túnel. Lo que continua se mantiene visualmente encerrado en un tunel que Poitras utiliza mostrando únicamente las luces y manteniendo el resto en total obscuridad. Estas imágenes cortan con otros eventos y conferencias sobre la seguridad, la privacidad y la NSA. Es, justamente, un túnel de información que se esta direccionando a un lugar especifico pero que sigue mayoritariamente oculta del publico. Esto, suponemos, es todo lo que sucede mientras Snowden y Poitras continúan en comunicación hasta llegar a un punto seguro para que la información salga al publico. Aquí es donde entra ese sonido circular que mencionaba. El segmento termina cuando el túnel termina y podemos ver el exterior. Bastante literal. Arma un contexto que justifica la paranoia.

el encierro. Una vez que los ocho días de entrevista inician entre Poitras, Greenwald y Snowden, lo único que vemos es lo que sucede dentro del cuarto donde sucede la entrevista. Poitras utiliza principalmente plano/contra-plano para las conversaciones, separando a los interlocutores, acomodando a cada uno en sus puestos como entrevistador y entrevistado. Primeros planos en su mayoría, incluso los planos de establecimiento son cerrados y anónimos. Enfocándose, principalmente, en Snowden quien es la fuente de la información. Poitras utiliza two-shots sólo cuando los personajes están colaborando una vez que se agrega un tercer reportero. Es el momento para desarrollar a Snowden como personaje y mostrar sus preocupaciones. Importante, también, notar que podemos escuchar a Poitras pero realmente nunca la vemos, creando una sensación estar en el lugar en su posición.

Cuando se ofrecen vistas al exterior, se presentan a manera de clips de televisión. No hay un contacto “humano” con el exterior. La información esta resguardada y necesita ser protegida para poder exponerla de manera correcta. El encierro en la puesta en escena responde a esta protección. La secuencia termina cuando la entrevista en video con Snowden se publica y la información y la persona se liberan. Este, me parece, es el segmento más tensionante.

la reacción. Una vez en el exterior y en el dominio publico, Poitras se enfoca en las reacciones, tanto políticas como sociales y publicas. Hay un respiro cuando se muestra un plano abierto con la cara de Snowden en una pantalla publica. Es el momento de interiorizar en los personajes. Poitras enfatiza los tics de Snowden, mostrando como el nerviosismo incrementa incluso cuando aparentemente todo esta planeado y bajo control. Muestra al personaje preocupado por su seguridad. La tensión cambia de la situación y el lugar a las personas. Por su lado Greenwald se ve más activo, moviéndose de lugar a lugar, dando la cara por la información.

las repercusiones. Poitras continua interiorizando en sus personajes, Snowden y Greenwald por igual, mientras las reacciones por la información liberada siguen creciendo y ella continua expandiendo sus recursos y la geografía de sus tomas. Snowden se encuentra técnicamente perdido, oculto, y comunicándose únicamente a través de mensajes breves, lo que Poitras representa a manera de texto, sin lectura con voz, como un secreto aun mayor que el primer correo. Greenwald entra dando una contraparte más humana, con el tenemos la tensión del momento en el que interrogan a su pareja, ejemplificando la situación delicada por la que cada uno de ellos, más sus cercanos, están pasado. Importante, otra vez, notar como Poitras sigue sin aparecer en pantalla, por lo que pareciera que su situación es más segura mientras esta atenta y cuidando a los otros dos.

conclusión. Una vez que la tensión baja y el tiempo pasa, Poitras remarca que las cosas salieron bien para los personajes aunque la amenaza persiste. Hay un micro-final feliz en la imagen en la que vemos a Snowden y su novia juntos en la misma cocina. Una declaración de esperanza y de bienestar a pesar de todo. El hecho de que veamos la imagen a distancia desde afuera de la casa, ademas remarca la privacidad que no tenemos y que ellos disfrutan en ese momento.

epilogo. Se presenta un pequeño teaser sobre otro evento que se acerca. Se presenta de manera similar al segmento del encierro pero Poitras utiliza two-shots para colocar a Snowden y Greenwald en el mismo plano o bien panea o cambia el enfoque entre ellos para mostrarlos dentro de una misma toma. Dando una sensación de colaboración o equidad. Una vez superada la prueba y estando todos en seguridad pueden continuar trabajando en equipo.

Si me lo preguntan, Mathilde Bonnefoy entrega la segunda mejor edición del 2014. Superada únicamente por la de Stephanie Spray y Pacho Velez en Manakamana que técnicamente es del 2013, así que pues.

Publicado por

Luis Enrique Rayas

Cree fielmente en que JL Godard y D Ziggler pertenecen al mismo mundo, y eso lo hace un lugar mejor.