Anotaciones sobre Altered States

vlcsnap-2015-02-11-16h36m35s75

Tres detalles en Ken Russell que me llamaron la atención mientras veía Altered States:

uno. Sus espacios. Russell juega con los espacios para dar un énfasis a lo que pasa por la mente de sus personajes. Nunca pierde las dimensiones, ni nos pierde dentro de algún lugar, simplemente lo extiende o acorta para resaltar alguna sensación. Veamos, por ejemplo, el inicio de la primer secuencia de fiesta y la forma en la que Emily conoce a Eddie. La escena empieza, y esto es algo hace constantemente con diferentes personajes y espacios, con un plano de Arthur en un espacio cerrado, un baño, que forma parte de un espacio más grande, un departamento (duh!), que descubrimos al cortar a un plano más abierto con otro personaje. Continuamos reconociendo el espacio mientras este personaje se mueve y la cámara lo sigue. Primero vemos el espacio pequeño, fragmentado y luego vemos como forma parte de un espacio más grande, descubriendo las dimensiones del lugar. En otras ocasiones hace el reconocimiento dentro de un mismo plano que se abre, como en el caso del plano que abre la película, funcionando igual, espacio pequeño en primer plano de Eddie dentro de la cabina; espacio grande con los dos cuartos que componen el laboratorio al final del plano. Un establecimiento inverso, se podría decir.

En el caso especifico de la escena de la fiesta, el juego o la distorsión viene con el pasillo. Cuando Arthur sale del baño en el que se encuentra y su mamá sale a abrir la puerta, el movimiento de ella apunta hacia la puerta en un espacio que parece ser no muy grande, la profundidad de campo deja ligeramente borroso el fondo y no podemos ver con claridad más allá de los personajes, aunque sí se reconoce que se trata de un pasillo. La cámara panea siguiendo a otro personaje que entra a otro cuarto, otra vez un espacio reducido. Corte a un plano desde una posición inversa de Arthur y Emily, that’s him, Emily voltea hacia la puerta, corte al pasillo desde una perspectiva en la que parece un lugar extenso que apunta directamente hacia Eddie, el espacio como lo conocíamos creció. Corte, Zoom-in de medio a primer plano de Emily. Corte, primer plano de Eddie. Corte, primer plano de Emily. Entre corte y corte los acerca. Boom!, se realizo la conexión entre ellos dos. Noténse, también, el sonido de las guitarras en cada primer plano. Es un momento mágico en el que Russell extiende y contrae el espacio entre los dos, claro, para hacerlo antes nos debe mostrar que el espacio no es naturalmente así, que el efecto es exclusivo del personaje. Arthur no lo sintió, pues.

dos. Sus master shots. Russell resuelve muchas de sus escenas a través de master shots de duración media. Nunca tan largos, ni ostentosos como para llamar la atención a si mismos. Siento lo hace para sacar la escena rápidamente y sin complicaciones, de la manera más practica, pues no siempre los presenta ininterrumpidos. En ocasiones los corta para insertar un primer plano o hacer algún énfasis en algo importante. Sus one shot, one scene tienden más que nada a ser cortos y mostrar a sus personajes moviéndose de un lado a otro, por ejemplo: saliendo del laboratorio y caminando hacia el tren, caminando en la montaña mientras discuten las razones por las que los corrieron, hablando con el técnico de rayos X y posteriormente caminando hacia la maquina. El mantener la escena en movimiento hace que no se sienta su duración y permite que Russell cuele más de un plano dentro del master.

Hay uno, sin embargo, que sí es bastante llamativo. Por su construcción diría que esta más en el territorio del plano secuencia, ba! ba! bum!, que del master, practico. Me refiero a la escena en la que regresan a la casa después de la explosión de la cabina. Su duración es de 2 minutos 53 segundos aproximadamente, modesto para una toma larga. En esta escena vemos un movimiento de grúa que baja hasta colocarse en la ventana por de la cual vemos a los personajes entrar y acostar a Eddie en la cama, a partir de ahí seguimos el movimiento de Emily de cuarto en cuarto, siempre desde afuera, hasta llegar a una habitación con un sillón en el que se mantiene estático hasta que sus personajes se acercan, colocándose justamente en la ventana. Es un movimiento más vistoso que Russell trata de ocultar. Fíjense como los siguiente dos planos empiezan con los personajes “enmarcados“, como si ese fuera el orden visual natural, el verlos a través de ventanas.

tres. Su platica científica. Altered States tiene muchas discusiones sobre ciencia desde diferentes ramas, sin embargo no siento que se busque dar una lección sobre neurología, psicología, antropología o genética, simplemente está creando un mundo en el que este tipo de cosas podrían suceder y presentando teorías que nos lo pueden hacer creíble, si así lo deseamos. Los actores hablan de ciencia a toda velocidad, constantemente interrumpiéndose unos a otros o hablando por encima del dialogo de los demás. No esperan que las ideas peguen y se sostengan, no espera que lo entendamos, si quiera que las escuchemos, más allá del que creamos en su mundo y sepamos que los personajes creen en lo que discuten. Algo similar pasaba en Lair of the White Worm con las referencias históricas y los mitos. Eso me parece un grandísimo acierto que extraño en nuestro cine actual.

Notas sobre otros detalles que me gustaría revisar:
– La música durante la primer secuencia de sexo. Obviamente sirve para resaltar lo que está pasando en la mente de Eddie, pero igualmente hay una reacción extraña cuando se corta hacia Emily. Mescla de placer y terror. El tercer corte es hacia el calentador con esa imagen de un circulo brillante con un centro obscuro, como la imagen del universo en las alucinaciones.
Este oner en el que Arthur y Eddie salen del laboratorio y se caminan hacia el metro mientras la gente alrededor voltea en su dirección. Tienen un efecto rarísimo, la acumulación de gente y la presencia de los policías me hizo pensar en su inicio que algo más sucedía en las calles, el movimiento casi circular de la cámara, también, parece estar evitando algo, tal vez eso que sucedió y que los personajes no ven pues están metidos en su platica. Lo más seguro es que hayan grabado en las calles con gente viendo la grabación. Es una escena de un par de segundos y a Russell, que parece ser un director practico, no le importo grabar con gente real como extras.
– La secuencia del simio. Simplemente porque es maravillosa y se siente diferente al resto de la película, aunque no he tenido oportunidad de detenerme a revisar su construcción y como, o si realmente, se opone a lo que habíamos visto en la película hasta ese momento. Algún día.

Publicado por

Luis Enrique Rayas

Cree fielmente en que JL Godard y D Ziggler pertenecen al mismo mundo, y eso lo hace un lugar mejor.